lunes, 7 de mayo de 2007

Las ranas en éxtasis



Corre la conseja de que si metes una rana en agua hirviendo esta saltará de inmediato para salvar la vida. Pero si la metes en agua fría y luego la calientas lentamente, esta morirá sin hacer movimiento alguno para ponerse a salvo.
El congreso mexicano acaba de aprobar modificaciones al código penal federal que, te propongo, indican que el mechero ya está encendido y el agua, mas que tibia. Todos nosotros, somnolientos cual proverbiales ranas, gozando nuestro baño.Leo en la Jornada este artículo que me deja la sangre helada:


Abierta violación al espíritu constitucional: expertos

JOSE GALAN , LAURA POY SOLANO

El llamado paquete antiterrorista aprobado por el Senado, que consiste en reformas al artículo 139 del Código Penal Federal, y que establece como terrorismo "cualquier mecanismo de presión a las autoridades", provocó el repudio de académicos en derecho y de las ciencias sociales en las universidades Nacional Autónoma de México (UNAM), Iberoamericana (Uia) y Autónoma Metropolitana (UAM).

http://www.jornada.unam.mx/2007/04/28/?section=politica&article=005n2pol&partner=rss


Es tan descabellado, aún para los estándares con los que estoy acostumbrado a medir la inserción de la realidad Orwelliana en nuestro ambiente que no puedo evitar sentir, ahora sí, la llegada de una nueva era en México. El actual gobierno se está haciendo de las herramientas legales para imperar sobre la población sin que le llegue el menor ruido de discordia, disenso, protesta.

Se le permitirá a la tinta secarse y al papel ponerse algo amarillo antes de que se comience a ejercer esta ley, primero tentativamente, en casos aislados; gradualmente haciéndose mas extensivo hasta que la literal interpretación de una frase que no tiene recovecos sea aplicada en cada ocasión que las autoridades quieran recordarle a sus súbditos quien tiene el báculo divino del poder en las manos.

Considerando que estos párrafos son una protesta enérgica en contra de la castración de los derechos civiles de los mexicanos, cualquier fiscal atento podrá catalogar este blog como un:
“…mecanismo de presión a las autoridades” y por lo tanto, un acto terrorista de acuerdo a dicho artículo. Todavía no actuarán… tienen muchos otros pendientes.


Los antecedentes históricos de la fiebre de reformas legales contra la sedición y el terrorismo en la Alemania nazi abundan. Traduzco aquí a un veterano de la Alemania de los 30’s por si alguien duda que los cambios siempre son graduales, imperceptibles casi, pero con una finalidad bien conocida. Acontinuación tomo y traduzco un texto de un sobreviviente de esas epocas:



"This separation of government from people, this widening of the gap, took place so gradually and so insensibly, each step disguised (perhaps not even intentionally) as a temporary emergency measure or associated with true patriotic allegiance or with real social purposes. And all the crises and reforms (real reforms, too) so occupied the people that they did not see the slow motion underneath, of the whole process of government growing remoter and remoter.




Esta separación del gobierno del pueblo, esta brecha que se abría ocurrió tan gradualmente y tan insensiblemente , cada paso embozado (tal vez ni siquiera intencionalmente) como una medida de emergencia temporal o asociada con el sentimiento patriótico, o con propósitos sociales reales. Y todas las crisis y reformas (verdaderas reformas también) tenían tan ocupada a la gente que no se percataron del lento movimiento subyacente, de todo el gobierno haciéndose cada vez mas distante.

Most of us did not want to think about fundamental things and never had. There was no need to. Nazism gave us some dreadful, fundamental things to think about - we were decent people - and kept us so busy with continuous changes and "crises" and so fascinated, yes, fascinated, by the machinations of the "national enemies", without and within, that we had no time to think about these dreadful things that were growing, little by little, all around us. Unconsciously, I suppose, we were grateful. Who wants to think?

La mayor parte de nosotros no quería pensar sobre las cosas fundamentales, y nunca lo habíamos hecho. No había necesidad de ello. El nazismo nos dio cosas terribles, fundamentales para reflexionar –Éramos gente decente- Y nos mantenían tan atareados con cambios continuos y “crisis” Y tan fascinados, si fascinados por las maquinaciones de los “Enemigos nacionales”, dentro y fuera, que no teníamos tiempo para pensar en estas cosas terribles que se estaban desarrollando, poco a poco alrededor nuestro. Inconcientemente, supongo, estábamos agradecidos, ¿Quien quiere pensar?

"To live in this process is absolutely not to be able to notice it - please try to believe me - unless one has a much greater degree of political awareness, acuity, than most of us had ever had occasion to develop. Each step was so small, so inconsequential, so well explained or, on occasion, "regretted," that, unless one were detached from the whole process from the beginning, unless one understood what the whole thing was in principle, what all these "little measures" that no "patriotic German" could resent must some day lead to, one no more saw it developing from day to day than a farmer in his field sees the corn growing. One day it is over his head.”

Vivir dentro de este proceso implica la imposibilidad absoluta de poder percatarse de lo que está sucediendo -Por favor trata de creerme- A menos de que uno tenga un grado de conciencia política muy superior -visión, de la que nosotros habíamos desarrollado. Cada paso era tan pequeño, tan insignificante tan bien explicado o en ocasiones “lamentado” que a menos de que uno estuviese desligado del proceso desde el principio, a menos de que uno entendiese lo que el proceso en su totalidad significaba desde el punto de vista de los principios, lo que todas estas “pequeñas medidas” que ningún patriota podía resentir conllevaban; uno no lo podía percibir como el granjero no puede percibir al maíz creciendo de un día a otro. Llega el día en que el maíz rebasa en altura al granjero.

"You see," my colleague went on, "one doesn't see exactly where or how to move. Believe me, this is true. Each act, each occasion, is worse than the last, but only a little worse. You wait for the next and the next. You wait for the one great shocking occasion, thinking that others, when such a shock comes, will join with you in resisting somehow. You don't want to act, or even to talk, alone; you don't want to "go out of your way to make trouble." Why not? - Well, you are not in the habit of doing it. And it is not just fear, fear of standing alone, that restrains you; it is also genuine uncertainty.

“Mira,” dijo mi colega, “ uno no ve exactamente donde o como moverse. Créemelo, te lo digo en verdad. Cada acto, cada paso es peor es peor que el anterior, pero solo un poco peor. Esperas al siguiente y al siguiente. Aguardas la gran sacudida, pensando que otros cuando llegue esa sacudida, se unirán contigo para resistirse de alguna manera. No quieres actuar, ni siquiera hablar, no quieres “salirte del esquema y provocar problemas.” ¿Por qué no? –Porque no tienes el hábito de hacerlo. Y no es solo el miedo, el miedo a resistir uno solo, lo que te retiene; también es genuina incertidumbre…”


http://www.thirdreich.net/Thought_They_Were_Free_nn4.html


El tercer Reich queda lejos y los esquemas de marketing han cambiado en este siglo hasta esterilizar y pasteurizar el equipaje emblemático. Sin embargo los mecanismos de control siguen siendo los mismos… ahora mucho más eficientes, depurados y de alcance global.
Pero Felipe Calderón está montado en su proyecto de desensamblado de la cultura mexicana y tiene “buenos” jefes allende la frontera. Bush se regaló a sí mismo una guerra en Afganistán e Iraq, negocio redondo, guerra sin fin. Con esta guerra contra un concepto: “el terrorismo” tiene los elementos y condiciones para hacer crecer al Homeland security y reforzar su “Patriot act”, el Acta patriota que entre otras cosas, la que mas salta a la vista es la desaparición del Habeas Corpus. Esto primero, para combatir terroristas, más recientemente ya usado en casos de delincuencia común.

Felipe Calderón, ante la ausencia de la amenaza del terrorismo se tiene que inventar otra guerra para tener permanentemente activos a los cuerpos de seguridad, para justificar la lenta, casi imperceptible erosión de nuestras garantías individuales para asegurar nuestro mutismo cuando de súbito ponen retenes en todas las carreteras. Más adelante será mas y mas frecuente que en esas carreteras nos paren para revisiones “de rutina” hasta que viajar por carretera conlleve de manera cotidiana, una revisión de documentos y de equipajes y personas. Hoy en día un soldado “fisionomista” a la entrada de los retenes toma una decisión instantánea de quien ha de ser revisado. Por el momento camionetas rancheras y sombrero son casi garantía de revisión, la clase media al pasar, respira aliviada de que los soldados puedan distinguir a la gente “bien”.

¿Molestia menor? Sin duda… Pero el fuego está prendido y el agua ciertamente ya no está fría.

Ahora llevo una pancarta al zócalo o a la plaza de los mariachis o al charco de las ranas y el gobierno puede dar acuse de recibo de sentir “la presión” de las palabras que porto…
Ya me pueden etiquetar de “Terrorista.”


Esperemos nuestro turno, el agua ni siquiera está tibia, ya se siente, mas bien, calientita calientita.

Los diputados y senadores mientras tanto, Portadores de su fuero se creen exentos de sufrir en carne propia la ley que votaron y aprobaron...
Al tiempo, estimados. Las purgas son cosa frecuente en el camino al totalitarismo, desde Roma hasta nuestros dias. El que no hayan estudiado historia no los exime de sentir su peso.

1 comentario:

Karenina dijo...

Unamos la resistencia individual para romper la incertidumbre de una movilización masiva... por lo pronto...
Nos vemos en la explosión crítica de nuestro catastrófico sistema!!!